Revilla lamenta nueva imposición del MAS al modificar reglamento del Senado para evadir los dos tercios

El Alcalde de La Paz, Luis Revilla, lamentó que los asambleístas salientes del Movimiento Al Socialismo (MAS) actúen con una nueva ‘imposición’ al modificar 11 de los 191 artículos del reglamento interno de la Cámara de Senadores con el fin de eludir los dos tercios de votación en diligencias administrativas, como la designación de embajadores o el ascenso de policías y militares.

La autoridad edil abriga esperanza en que los nuevos legisladores retrocedan en la decisión “equivocada”. “Es muy mala señal, es mal comienzo”, enfatizó Revilla. “El país quiere paz y concertación, está cansado de las imposiciones”, agregó.

En una inusual sesión, la bancada del MAS aprobó anoche una resolución camaral para modificar los acápites del reglamento que mencionaban “dos tercios” necesarios para aprobar temas específicos; ahora solo será necesario la “mayoría absoluta”, que es la proporción de votos que puede llegar el partido gobernante, ya que no tiene el control de las dos terceras partes, como en anteriores periodos legislativos.

Revilla ve el accionar del MAS como una actitud discriminatoria con la mitad de Bolivia que votó por otra consigna política. Recordó a Luis Arce que su promesa fue llevar adelante un gobierno de unidad. En esa línea, el burgomaestre reiteró su pedido para que los próximos legisladores retrocedan en la modificación que generó críticas en varios sectores del país, “para que podamos generar espacios de consenso y concertación”, sostuvo el munícipe.

Con las variantes impuestas por el MAS en el Senado, algunas diligencias administrativas serán aprobadas solo con simple mayoría de votación, como la designación de embajadores, el ascenso de categoría en la Policía y las Fuerzas Armadas, la creación de comisiones especiales, honores público y condecoraciones, entre los más destacados.

Por otro lado, el burgomaestre paceño expresó sus condolencias por la muerte del secretario ejecutivo de la Federación Sindical Única de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSUTMB), Orlando Gutiérrez, quien sufrió un golpe en la cabeza y por varios días estuvo internado en una clínica de La Paz. La agresión está en investigación.