Revilla insta a que no prime el interés personal en los precandidatos a la Alcaldía de La Paz

La Paz, 10 de diciembre de 2020.- Para lograr la unidad y consolidar un solo frente político rumbo a las elecciones subnacionales, el secretario ejecutivo de Soberanía y Libertad (Sol.bo), Luis Revilla, instó a que no prime el interés personal en los precandidatos a la Alcaldía de La Paz. Dijo que continúan las conversaciones con otras fuerzas políticas y líderes.

“Los otros candidatos y personas que anunciaron sus candidaturas ojalá se sumen porque aquí no se trata de mantener intereses personales, sino de trabajar en torno a la unidad para cuidar a la ciudad de La Paz”, afirmó el también burgomaestre paceño.

Respecto a las negociaciones que llevan adelante, dijo que “esperan tener buenas noticias” en los próximos días. Uno de los políticos con quien se reunieron es Waldo Albarracín.

“Estamos sosteniendo conversaciones políticas con él (Waldo Albarracín) y otras fuerzas políticas y en el curso de estos días tomaremos decisiones de qué será lo mejor para la unidad de las fuerzas políticas y una candidatura que pueda garantizar mantener la estabilidad institucionalidad, los avances indiscutibles que tuvimos a lo largo de estos años y afrontar los nuevos desafíos que tendrá la ciudad”, remarcó Revilla.

En esa línea, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) hizo conocer hoy los requisitos y documentos de respaldo que deben cumplir y presentar los candidatos que participarán en los comicios del 7 de marzo. La inscripción de candidatos está prevista para el 18 y 19 de diciembre ante los tribunales electorales departamentales por los delegados de las organizaciones políticas.

Los requerimientos que cada postulante debe contar son: la nacionalidad boliviana, ser mayor de edad, haber cumplido los deberes militares, no tener pliego de cargo ni sentencia condenatoria ejecutoriada en materia penal, no contar con antecedentes de violencia contra la mujer o miembro de su familia, estar inscrito en el padrón electoral y haber residido de forma permanente al menos los dos años inmediatos a la elección en el departamento que corresponde.

Asimismo, los aspirantes están en la obligación de hablar al menos dos idiomas oficiales del país y no estar comprendido entre las prohibiciones de incompatibilidad e inelegibilidad establecidos en la Constitución Política del Estado.