Gobierno responde a España que no permitirá fuerzas extranjeras con el rostro cubierto

Luego de que la Cancillería española se pronunció a favor de sus funcionarios involucrados en el caso encapuchados, el Gobierno boliviano respondió que no va a permitir que fuerzas extranjeras se movilicen con el rostro cubierto en su territorio.

El Gobierno español, tras realizar una investigación, sostuvo que no hubo un “plan de fuga” de asilados con la incursión de sus funcionarios a la residencia diplomática de México, y reprochó a las autoridades bolivianas por dar cabida a “noticias falsas”.

En un comunicado de respuesta, la Cancillería boliviana señaló que de momento no se referirá a la investigación española, mientras que la reciba oficialmente, pero sí dejó en claro que continuará defendiendo su soberanía y la no injerencia en asuntos internos.

“Por eso (el Gobierno boliviano) no permitirá que ningún Estado extranjero movilice fuerzas de élite con personas con el rostro cubierto por territorio boliviano”, agrega el comunicado.

No obstante, la Cancillería ratificó el deseo de Bolivia de mantener buenas relaciones con la comunidad internacional, así como con los Estados de la Unión Europea (UE), incluida España.

“El Gobierno de Bolivia invita a la comunidad internacional a acompañar y apoyar este importante momento que vive el pueblo boliviano. Hemos superado más de 13 años de autoritarismo y bajo el liderazgo de la Presidenta Constitucional Jeanine Añez, se pudo pacificar el país”, añadió.

El incidente se registró el pasado 27 de diciembre. Entonces, vecinos evitaron que funcionarios españoles, quienes se habían cubierto el rostro, ingresen a la residencia mexicana porque sospechaban que sacarían a Juan Ramón Quintana y otras exautoridades asiladas.

Fuente: ERBOL