El único acuerdo es con el pueblo boliviano. JUNTOS: La definición de fecha de las elecciones es atribución del TSE

El único acuerdo responsable y válido en la presente coyuntura se debe establecer directamente con los electores y no así entre tiendas políticas, señaló José Luis Bedregal, vocero de la alianza JUNTOS que postula a Jeanine Añez a la presidencia, en referencia a los planteamientos de postergar las elecciones generales planificadas para el 6 de septiembre, tomando en cuenta las crecientes cifras de pacientes contagiados con el Covid-19 y víctimas fatales del virus.


“El principal acuerdo que hay que tener es el acuerdo con el pueblo boliviano, los ciudadanos no van a ir a un proceso electoral donde ponga en juego su vida, eso es absolutamente irracional, eso está incluso fuera del sentido común, pero al parecer algunos políticos pierden el norte y piensan que sus aspiraciones, sus expectativas de poder están por encima del sentido común de la gente, y eso no es así. Por supuesto va a primar el sentimiento de la gente, por encima de los criterios políticos”.


En ese sentido, el vocero ha resaltado el rol del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para garantizar las condiciones apropiadas y minimizar los riesgos sanitarios en un proceso de tal magnitud.


“En un Estado donde hay instituciones, el Órgano Electoral quien tiene que tomar esas decisiones, lo hemos dicho de manera reiterada, es el TSE quien tiene que asumir su responsabilidad y una de ellas, la más importante es fijar la fecha de las elecciones cuando realmente existan condiciones adecuadas para llevar adelante este proceso sin poner en riesgo la vida de las personas. El TSE tendrá que tomar la decisión más responsable que esté a su alcance y esto está por encima de cualquier acuerdo que pretenda hacer con las organizaciones políticas que, como ya hemos visto, esos criterios no pueden estar por encima de las recomendaciones científicas”, manifestó.


Asimismo, Bedregal expresó que la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) no debe intervenir en la toma de decisiones referidas al calendario electoral ya que no forma parte de sus atribuciones.


“Hay que partir del principio de que la ALP no tiene por qué estar determinando la fecha de las elecciones, no le compete según la Constitución, esto es un gravísimo error porque además puede viciar este tipo de decisiones; sobre todo es el TSE que no puede deslindar responsabilidades ni transferir competencias que le da la Constitución. Y si el TSE no entiende esto seguramente con el paso del tiempo se establecerá quien tuvo o quien no tuvo la razón y se habrán que asumir las sanciones que corresponda, aquí hay que ser muy claros, el único Órgano del Estado que tiene la responsabilidad de establecer una fecha es el TSE”, dijo.
La prioridad es defender la salud de la gente


Consultado sobre el cambio de postura de algunos actores políticos sobre la fecha de las elecciones, Bedregal reiteró que es necesario, ante la crisis sanitaria que atraviesa la humanidad, considerar esencialmente los criterios científicos y técnicos en materia de salud.


“Desde un principio dijimos que había que tomar en cuenta los criterios esencialmente científicos, de carácter técnico antes que las opiniones, los criterios de los actores políticos, porque no es un tema sencillo, no es un tema que pase simplemente por voluntades y deseos de llevar adelante un proceso que es tan necesario como las elecciones nacionales, pero que de ninguna manera puede estar por encima de la necesidad de defender la salud y la vida de las personas”, concluyó.