Concejala Álvarez: “Es una vergüenza que Flores sea representante de La Paz en la Asamblea Legislativa”

En criterio de la concejala Beatriz Álvarez, el accionar del diputado por el Movimiento Al Socialismo, Franklin Flores, quien anunció el inicio de una querella contra el alcalde Luis Revilla por la falta de oxígeno, demuestra una actitud canalla y cínica puesto que el bloqueo organizado por grupos afines al MAS fueron los responsables de la falta de oxígeno y pérdida de vidas en hospitales del país.

La legisladora señaló que es una vergüenza que este tipo de autoridades sean representantes del departamento al cual permanentemente agreden con sus intereses y actitudes político partidarias dejando de lado las verdaderas necesidades de la población.

“El Diputado Franklin Flores es un cínico y canalla, sin duda alguna, es una vergüenza que este señor represente al departamento de La Paz en la Asamblea Nacional, cuando todos los paceños y bolivianos sabemos que su partido político ha estado incitando los bloqueos en las diferentes carreteras del país y principalmente en La Paz. Intentan cercarnos e impedir que ingresen alimentos, después bloquean el suministro de oxígeno para nuestros hermanos que padecen COVID-19 y peor aún pusieron en riesgo la vida de niños recién nacidos que requerían este insumo vital”, manifestó la concejala paceña.

La munícipe dijo que no es de extrañarse este tipo de acciones de los militantes del MAS que, durante 14 años de gobierno, dañaron a nuestro país enriqueciéndose a costa del pueblo sin priorizar la salud y la educación como lo manda la Constitución Política del Estado.

“El MAS está en su peor momento, gracias a actitudes tan inhumanas y radicales como las de Evo Morales y ahora la de este señor Franklin Flores, que pretende lavarse las manos después de las muertes que ha provocado su bloqueo político. Ya le hicieron mucho daño a nuestro país con 14 años de abandono en temas como educación, economía y principalmente en salud. Dejen de burlarse de la inteligencia de los bolivianos, no necesitamos más artimañas políticas mezquinas, necesitamos trabajar de manera conjunta para salir adelante de este momento tan difícil”, sostuvo Álvarez.

La concejala sostuvo que, desde la llegada de la pandemia al país y al municipio, el Gobierno Autónomo Municipal ha trabajado de manera permanente en llevar adelante acciones que logren frenar los contagios y ha puesto a disposición de los pacientes con coronavirus, los hospitales municipales La Portada y Cotahuma, que son centinelas en el tratamiento de COVID-19.

“Nuestro municipio ha venido trabajando en prevención con mucho esfuerzo para frenar una escalada pronunciada de contagios y de la misma forma atendiendo a los enfermos de COVID en nuestros dos hospitales municipales fijados, nuestros Centro de Aislamiento modelo y los demás servicios de salud, esfuerzo que ha cobrado la vida de muchos de nuestros compañeros de trabajo y de muchos dirigentes vecinales que han trabajado con nosotros de manera conjunta. A pesar de eso, hace dos semanas hemos sufrido el boicot a la salud por parte de un partido que solamente quiere provocar caos, movilizaciones, bloqueos y así incrementar los contagios para que sea vivamos un total desastre, de esa manera a costa de la vida de la ciudadanía responsabilizar a las autoridades municipales y nacionales”, afirmó la autoridad municipal.

Durante doce días y a convocatoria de la Central Obrera Boliviana, afín al Movimiento Al Socialismo, grupos radicales bloquearon las principales carreteras del país en plena pandemia impidiendo el paso de oxígeno para los hospitales que atienden pacientes con COVID-19, a causa del bloqueo más de cuarenta personas oxígeno dependientes perdieron la vida.  

“Los bolivianos ya sabemos que, con su proyecto de Ley de la Muerte, son ellos los que quieren proteger a los verdaderos delincuentes y criminales que han cometido crímenes de lesa humanidad y protagonizaron los bloqueos, no tenemos que permitir que nos sigan engañando y hacer que los auténticos responsables sean juzgados por la muerte más de 40 personas por dichos conflictos”, señaló finalmente la concejala Beatriz Álvarez.