Basadas en dos leyes, FFAA pueden emitir orden «extraordinaria» de ascensos

El Alto Mando Militar en la Plaza Murillo, este jueves. Foto: APG.

El Alto Mando de las Fuerzas Armadas pueden emitir una «orden extraordinaria» de ascensos, basadas en dos leyes, en caso de que el Senado no ratifique la lista que envió el Ejecutivo hace meses.

El comandante en Jefe de la institución castrense, Sergio Orellana, acompañado de su alto mando militar, ingresó ayer a la Asamblea Legislativa para entregar una carta a la presidenta del Senado, Eva Copa, para exigirle que se ratifique los ascensos en las FFAA. Este hecho causó críticas contra los jefes militares, desde los asambleístas del MAS, cuya mayoría está en la Cámara Alta, hasta ciudadanos.

No obstante, hace cuatro meses que la Cámara de Senadores no ratifica la nómina de ascensos, cuando en otras gestiones se la hizo en días. Ante este retraso, las Fuerzas Armadas dieron un plazo al Senado de una semana, de lo contrario anunciaron que «acatarán la Ley».

Al decir eso se refieren a la Constitución Política del Estado (CPE) y a la Ley Orgánica de las FFAA (LOFA). «Las Fuerzas Armadas pueden emitir una orden extraordinaria de ascensos, en caso de que -por ejemplo- la Asamblea se cierre o ocurra alguna contingencia como es este caso, que los senadores no quieren ratificar la lista», explicó un coronel de la institución castrense en retiro.

Para el abogado Jaime Chávez Cuevas, el artículo 245 de la CPE señala que las FFAA «están sujetas a sus leyes y a sus reglamentos militares y que sus miembros gozan y ejercen los derechos de ciudadanía en las condiciones establecidas por la ley». Éste se complementa con el artículo 250 que señala que «los ascensos en las Fuerzas Armadas serán otorgados conforme con la ley respectiva», es decir; conforme a su Ley Orgánica (1405).

Sin embargo, la fuerza castrense se sostiene más en el artículo 160 de la Carta Magna el cual se refiere a las atribuciones de la Cámara de Senadores. Ese artículo establece que una de sus funciones es «ratificar los ascensos, a propuesta del Órgano Ejecutivo, a General de Ejército, de Fuerza Aérea, de División y de Brigada; a Almirante, Vicealmirante, Contralmirante y General de Policía Boliviana».

«La Cámara de Senadores sólo tiene que ratificar los ascensos. El ascenso es un derecho, la resolución de la Asamblea es una formalidad (…) Las FFAA están en medio de una pugna de poder y el Senado quiere imponer», declaró el militar en retiro entrevistado.

Qué sostiene el MAS

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, indicó que la Asamblea Legislativa Plurinacional no actuará con base en amenazas y que se apegará a la Constitución Política del Estado.

“No vamos a trabajar con amenazas o con ultimátum. La Asamblea es elegida democráticamente por el voto del pueblo boliviano y lo que va hacer la Asamblea es hacer cumplir esta Constitución Política de Estado (CPE)», dijo la asambleísta del MAS.

En su cuenta del twitter añadió que “proponer los ascensos a generales y almirantes de las FFAA es tuición de la Presidenta o Presidente del Estado” y hace referencia al artículo 172, inciso 19 de la Constitución Política del Estado.

La senadora del MAS, Adriana Salvatierra, también se pronunció sobre el tema. “Primero expresar, como miembro de la Asamblea Legislativa, particularmente de la Cámara de Senadores, nuestro rechazo al ingreso a las instalaciones de la asamblea por parte del general Orellana en traje de campaña y militar es una acción sin precedentes que cruzó la línea de la relación e independencia de órganos del estado”, aseveró.

La exministra de Comunicación, Amanda Dávila, también se pronunció mediante sus redes sociales e indicó que los “ascensos de militares, sin respaldo de la Asamblea Legislativa, son otra forma de golpe de estado que intenta Jeanine Añez, cuyas acciones exceden la terea que debía cumplir como presidenta transitoria”. 

Fuente: PÁGINA SIETE